Ad

Conocer cuál es tu perfil como conductor te ayudará a elegir el seguro más adecuado para tu automóvil.

Si lo adaptas a tus necesidades y consigues una cobertura para los riesgos a los que más te expones, tendrás una buena póliza sin pagar de más.

Tener tu auto asegurado es una necesidad básica cuando estás tras un volante. En 2018, en México ocurrieron más de 375 mil accidentes de tránsito, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), los cuales generaron gastos de hasta 120 mil millones de pesos. Se calcula que si eres responsable de un siniestro te puede costar 24 mil pesos en promedio; en cambio, un seguro de auto te genera un importe promedio de 2 mil pesos al año, de acuerdo con guros.com, plataforma que te permite comparar y contratar tu seguro de auto en línea; además de guardar y recibir alertas sobre la situación de tu automóvil.

¿Sabes cuál es el seguro de auto que necesitas? ¿Es posible que éste se adapte a tus necesidades y presupuesto? Si es la primera vez que eliges un seguro vehicular o estás comparando opciones, quizá te preguntes si todos son iguales o qué necesitas tomar en cuenta para elegir el mejor. La fórmula es clara: no hay un seguro ideal para todos, cada automovilista tiene un perfil específico y debes conocer el tuyo.

La cobertura de tu seguro debe corresponder a tus necesidades como conductor y a los posibles riesgos a los que estás expuesto constantemente. Algunos factores que debes considerar son; por ejemplo, si recorres distintas alcaldías o colonias por día, si frecuentas zonas con alto índice de inseguridad, si viajas por carretera, si eres principiante al volante o si sólo deseas estar cubierto en caso de dañar el auto de alguien más.

De acuerdo con guros.com, éstas son las variantes que debes considerar para conocer tu perfil de conductor y, por tanto, elegir el seguro ideal:

  • Define tus riesgos: No elijas sólo por el costo o porque “la marca te suena”. Piensa más en los tipos de peligros a los que te expones. Considera la zona geográfica que frecuentas y los riesgos ligados a ella; por ejemplo, nivel de inseguridad, siniestros ligados al clima como lluvias, inundaciones, deslaves o terremotos.
  • ¿Qué uso le das a tu auto?: Tu cobertura dependerá de qué tanta batalla le des a tu carro y los riesgos que ambos corren, ya que no es igual un uso personal, a uno con pasajeros o transportando materiales de especial cuidado.
  • Cotiza el valor aproximado: Calcula el precio de tu auto conforme al año de fabricación y su estado mecánico. Con este dato sabrás si la prima anual que te solicita el seguro y el valor que coticen de tu vehículo es proporcional.

Conforme a estas variables podrás saber qué tipo de cobertura es la que en verdad necesitas:

  • Responsabilidad Civil de bienes y personas: Cubre los daños que podrás causarle a otra persona y a sus bienes. Esa cobertura es obligatoria para todo vehículo en México desde 2019, aplica para automóviles, motos y bicicletas con motor. Podrás distinguir entre una póliza con Cobertura de Responsabilidad Civil y un Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio, donde la póliza tiene sumas aseguradas más elevadas y coberturas adicionales en relación al seguro obligatorio.
  • Asistencia vial y en viajes: Cubre ciertos eventos de apoyo necesarios cuando el vehículo asegurado sufre una falla mecánica, como el envío de una grúa y traslado a taller, paso de corriente, cambio de llantas, envío de gasolina. En coberturas normales, el uso de esta ayuda es limitado; en coberturas amplias, no hay límite.
  • Gastos médicos a ocupantes: Para llevar con total seguridad a tus pasajeros, esta cobertura incluye el pago de gastos médicos de los ocupantes del vehículo, hospitalización, medicamentos, atención médica, servicios de ambulancia y gastos funerarios, consecuencia de un accidente de tránsito o el intento de robo del vehículo asegurado.
  • Cobertura Amplia: Esta cobertura suele incluir robo total del vehículo y daños materiales que sufra la unidad como consecuencia de un intento de robo; o bien, por daños materiales a causa de un accidente de tránsito, ruptura de cristales, incendios, fenómenos hidrometeorológicos, vandalismo, entre otros.

Recuerda que al elegir un seguro de auto puedes armar una especie de rompecabezas para unir o quitar tipos de cobertura, según tus necesidades. Al tener una póliza para tu auto podrás desplazarte con mayor tranquilidad y confianza de respaldo. Considera que el seguro que mejor te cubra no siempre será el más barato, aunque el más costoso no será justamente el que más necesites. Compara, analiza y elige el que te dé mayor seguridad.

Write A Comment