Ad

Empieza un nuevo año y surgen los propósitos para una mejor salud, nuestra condición física, todos podemos tener nuestras razones  para correr un medio maratón, ya sea por nosotros mismos o por nuestras amistades. Tal vez te convencieron en inscribirte en tu primera carrera, solo para que tu compañero de entrenamiento te termine abandonando. Quizá correr una carrera siempre ha estado en tu lista de deseos. O tal vez ya estás listo para finalmente ver de qué trata la emoción de un maratón. Sea cual sea la razón, tu parpadeaste y de repente faltan meses para el día de la carrera y ni puedes creer que la gente voluntariamente pague para hacer esto.

Bueno, para los que hacen el maratón por primera vez ¡no teman!, me pone feliz informarles que recientemente corrí mi primer medio maratón y viví para contarlo. Ahora, estoy compartiendo algunas cosas personales de qué hacer y qué no hacer de lo que aprendí en el camino cuando corría 21 kilómetros en poco más de dos horas.

Haz un calendario de entrenamiento. Ya sea que tu objetivo es hacer cierto tiempo o simplemente cruzar la meta, un calendario de entrenamiento es necesario para cualquier tipo de maratón. Crea uno que se adapte a ti, a tu nivel de ejercicio y tu calendario.

Haz un cambio en tu ruta de entrenamiento. Tomando diferentes rutas y mezclando el paisaje no solo te ayuda a seguir motivado, sino que también te ayudará a examinar diferentes terrenos y niveles de elevación.

No te desanimes si te parece que no se está volviendo más fácil. Si se está haciendo fácil, significa que necesitas estar corriendo más y con mayor dificultad. Si no, mantén tu ritmo y cree en ti mismo. Cuando llegue el día de la carrera te emocionarás con la adrenalina y además los mismos corredores te mantendrán lleno de energía.

Registra tu progreso. Cada que termines una corrida, regístralo en tu App de Fitbit o márcala en tu calendario. Es muy satisfactorio ver el día del maratón cada vez más cerca.

No cambies tus tenis para el día de la carrera. Hecho bien conocido: nunca corras un maratón con tenis de deporte que no hayas usado anteriormente o en entrenamientos. Esa es una receta para ampollas, dolores y dolor de pie.

Prueba tu outfit un día antes de la carrera. Tu outfit es más importante de lo que crees que es; es vital probártelo de antemano. Calcetines sin soporte, un brasier deportivo con picazón, o shorts aguados son lo suficiente para hacer a alguien que corra lento. Prueba todas tus opciones para que te asegures que estás listo para la carrera. ¡Recuerda, solo corres tu primer medio maratón una vez!

Write A Comment