Ad

Sentirnos cómodas y protegidas durante nuestro periodo puede parecer algo no tan sencillo en algunas ocasiones. Probablemente hay mujeres que se sienten más seguras al usar una toalla gruesa o nocturna debido a la cantidad de flujo, tal vez hay otras que piensen que una toalla ultradelgada no va a proteger igual. Existen muchos mitos en torno a qué tipo de toallas sanitarias son las mejores, pero qué pasaría si dejáramos a un lado estos mitos, y nos atreviéramos a descubrir que se puede tener comodidad y seguridad al mismo tiempo.

La mayoría de las mujeres creen que una toalla ultradelgada no protege lo mismo que una toalla regular y prefieren usar una toalla más gruesa para sentirse más seguras, aunque esto signifique sacrificar su comodidad. Platicamos con Alejandra Contreras, ginecóloga de Saba®, sobre las ventajas de las toallas ultradelgadas y la desmitificación de ciertas creencias en torno a estas y lo primero que tenemos que saber es que hoy en día existen diferentes productos para la gestión menstrual entre los cuales se puede elegir el que mejor se adapte a las necesidades de cada una, empezando por el flujo y el estilo de vida, de ahí que haya opciones de diferentes tamaños, estilo y grosor.

Pero, siendo realistas, muchas veces al elegir la toalla ideal nos enfrentamos a diferentes miedos como el mancharnos o que se note la toalla si usamos ropa pegadita y terminamos cambiando nuestra rutina o nuestra ropa sacrificando un poco la comodidad por la seguridad. ¡Pues te tenemos noticias! no estás sola, somos varias mujeres las que nos sentimos así y por ello les compartimos 3 razones por las cuáles podemos sentirnos más cómodas usando una toalla ultradelgada durante nuestro periodo y sentirnos ultra seguras:

1) Son ultra discretas y absorbentes
Las toallas también evolucionan, deja atrás la idea de que por ser delgadita no puede absorber tanto como una toalla gruesa, por ejemplo, Saba® Ultra Invisible® Buenos Días cuenta con tecnología ultrabsorb, con múltiples capas (4) de fibras de máxima absorción compactadas, que capturan el flujo. Además, posee tecnología adhesiva única en los bordes que permite sellar tu toalla higiénicamente para desecharla fácilmente, enrollas, presionas y listo. ¡Y lo mejor es que son tan delgaditas que no se notan!

2) Son ultra cómodas
Gracias a que son delgadas y a su sistema anatómico, con diferente forma adelante y atrás, se ajustan cómodamente a la forma de nuestro cuerpo. De acuerdo con la ginecóloga Alejandra Contreras, es importante elegir una toalla sanitaria que vaya de acuerdo con las características anatómicas del cuerpo de cada mujer y a la cantidad de flujo que tengan. Las toallas ultradelgadas son ideales porque tienen tecnología diseñada para absorber gran cantidad de flujo, sin sacrificar comodidad.

3) También hay diferentes tamaños
Particularmente en el portafolio de Saba®, puedes encontrar dos opciones distintas de toallas ultradelgadas, ambas son ultra invisibles: la regular para realizar tus actividades normales, y la larga para ocasiones en las que necesites mayor protección.

Ahora que lo vemos desde esta perspectiva, no está nada mal probar usar toallas ultradelgadas y decidir cómo gestionar nuestro periodo sin sacrificar comodidad o protección, Saba® Ultra Invisible® Buenos Días puede ser una gran opción. ¿Qué más puedes pedir en una toalla? Es segura, es compacta, cubierta suave y una absorción sorprendentemente rápida con sensación de invisibilidad. Prueba y decide tú.

#CómodaContigo

Write A Comment