Ad
Recordemos: nos quedamos en casa para poder salir de nuevo, no nos separarnos para siempre. Y continuamos quedándonos en casa para poder ver una vez más a nuestros amigos y familiares, bailar y disfrutar de la música; valorar y asistir a la escuela; celebrar la vida.

Es importante regresar a la normalidad de manera responsable y cuidadosa. Todos anhelamos un poco de diversión porque todos somos humanos. Sabemos que la vida es preciosa y por la que vale la pena luchar, pero también sabemos que la vida se trata de pequeñas cosas: una comida con amigos, un concierto en vivo… Y las pequeñas alegrías incluyen, de vez en cuando, un nuevo par de jeans. Algo atemporal y duradero, que se usará a medida que experimentemos la vida: los altibajos, las alegrías y los triunfos, también las partes aburridas.

¿Qué es mejor que un par de jeans perfectamente ajustados, que se adaptan con el tiempo y se mueven con nosotros a medida que avanzamos?

Jennifer Sey                                                                                                                                                                                Directora de Marketing

Write A Comment