Ad

Las dietas BARF, que significa “alimentos crudos biológicamente apropiados” o “huesos y alimentos crudos” por sus siglas en inglés, son un tipo de alimentación para perros y gatos que buscan imitar una alimentación natural, fresca y cruda, principalmente elaboradas con carne muscular, huesos, vísceras, frutas y verduras.

Si bien, su adopción va en aumento es de suma importancia explorarla, expertos en nutrición animal advierten la importancia de considerar los efectos secundarios que podrían tener en el bienestar de los animales de compañía, si no hay detrás un conocimiento adecuado y un buen control en su elaboración.

Por ejemplo, el MVZ Ernesto Ávila, presidente de Grupo Amascota de El Consejo Nacional de Fabricantes de Alimentos Balanceados y Nutrición Animal (CONAFAB), señaló que las consecuencias más comunes observadas en consultorio derivado por la ingesta de este tipo de alimentos, van desde problemas bacterianos, desnutrición, obesidad, obstrucciones intestinales, mismos que se detallan a continuación:

1.      Riesgo de contaminación bacteriana: en dietas crudas pueden prevalecer bacterias como la salmonela o la E. coli, esto representa un riesgo no solo para mascotas, sino también para los tutores. Y no solo eso, en temporadas de calor se suelen acrecentar padecimientos como la gastroenteritis porque estas dietas se descomponen más rápido.

2.      Desequilibrio nutricional: una mala planificación de una dieta BARF puede carecer de ciertos nutrientes esenciales como vitaminas y minerales que son indispensables para mantener la salud de las mascotas, lo que a largo plazo genera deficiencias nutricionales.

3.      Peligro de obstrucción intestinal: al incluir huesos en la dieta, existe el riesgo de que los animales de compañía sufran lesiones en el tracto digestivo. Lo peligroso es que a raíz de esta ingesta se desprenden fragmentos que forman una especie de pasta que a su vez puede provocar constipaciones causantes de problemas graves de salud.

4.      Costo y disponibilidad: la alimentación cruda puede ser más costosa que las dietas comerciales tradicionales, ya que requiere de ingredientes frescos, además de tiempo de preparación, refrigeración o congelación, entre otros procesos. Tiene la gran desventaja de transportarse y mantenerse en condiciones adecuadas si se realiza algún viaje.

De acuerdo con especialistas y expertos en nutrición, mismos que participaron en el primer Consenso Para Promover La Nutrición y la Salud de las Mascotas en México, señalaron que una manera de ofrecer productos inocuos, accesibles y seguros es a través de las croquetas, y alimentos húmedos formulados, enriquecidos con vitaminas y minerales para cada etapa, desde que son cachorros, hasta que llegan a su vejez.

#NutriendoTuConocimiento

Aprende sobre correcta nutrición y cuidados de tu mascota en nuestras Redes Sociales:

@LosesPETcialistas     @espetcialistas     @los_espetcialistas

Write A Comment