Ad

¿Cuántas veces te ha pasado entrar en discusión entre familiares y amigos sobre la celebración del día de muertos y Hallowen? ¿Una, siempre, en realidad no habías notado la diferencia?

Quizá sea un dato al que jamás le habías prestado atención y puede tener poca relevancia para ti, pues tú lo festejas por igual. Sin embargo, creemos que, como mexicanos, no está de más conocer el origen de estas fechas que sin duda son de las más esperadas y festejadas cada año.

Comencemos por reconocerlo, como #FunHunters, Hallowen representa noche de fiesta, de buscar el mejor disfraz para pasar la noche y divertirse con los amigos, pero, hablemos del origen de esta festividad que proviene de la expresión “All Hallows Eve” (víspera de todos los santos) misma que se celebra todos los 31 de octubre y que remonta su origen a la celebración celta de Samhain en Irlanda, donde se cuenta que los celtas tenían la creencia de que la línea que separa al mundo de los vivos con el “otro mundo” se hacía más estrecha en esta temporada, cosa que permitía a los espíritus visitar de nuevo la tierra.

 

Los disfraces son la representación de los entes malignos que regresan a atemorizar a la tierra, asimismo, se estila que los niños salgan a la calle a pedir dulces mencionando la frase “dulce o truco”, pues se creía que ofrecer golosinas a los espíritus lograba apaciguarlos.

Pero hablemos de nuestras tradiciones, y es que el Día de muertos es una festividad de origen prehispánico que se acentuó a la llegada de los españoles a México, a diferencia de Hallowen, se celebra durante los primeros días de noviembre y durante estos dos días, no se pide, se ofrenda con altares y se brinda un tributo a aquellos seres que fallecieron y que nos visitan desde el otro mundo.

Se cree que el día primero de noviembre los visitantes a la ofrenda son los niños difuntos y el segundo día los mayores. Un dato curioso de la ofrenda mexicana es el prevaleciente color amarillo que se representa con la flor de cempasúchitl, misma que por su aroma atrae y guía a los muertos de vuelta a su hogar.

Otra diferencia de Hallowen con el tradicional del día de muertos, es que se procura no usar máscaras o disfraces, pues estos ahuyentan a los espíritus, así que, en México, la figura de la Catrina es una forma de tributo para representar a la muerte.

Algo que probablemente une 100% a estas dos celebraciones son las calabazas, la tradición en otras partes del mundo es decorar este fruto al cual se le denomina como Jack O´Lantern, mientras que, en nuestro país, además de ser un adorno, el dulce de calabaza se convierte en manjar típico de la temporada, eso sin dejar de lado al delicioso pan de muerto.

Ahora que ya lo sabemos, Hallowen y Día de muertos no están peleados, así que combinemos y disfrutemos de un Hallowen a distancia con los amigos, sin olvidar y tener presentes nuestras tradiciones.

 

Descubre más datos curiosos, moda y estilo siguiendo nuestra #GuíaIZOD en @izod_mx

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Write A Comment