Ad

 

Cuando piensas en summer hair, es posible que lo primero que te venga a la mente sean unas maravillosas beach waves, un trenzado súper cool o hasta un long bob, pero lo cierto es que el verano puede ser una época muy incómoda para tu cabello, especialmente cuando tienes diversos factores que lo dañan y debilitan.

Aunque no lo creas, el cambio de estación también tienen un efecto en nuestro cabello, el cual va más allá del look más reciente de la temporada. Y para ayudarte a combatirlos, Dyson™ creó un estudio para identificar a los enemigos de tu cabello en verano. ¡Toma nota y evita más daño!

Enemigo 1: Agua

¿Sabías que el cabello se debilita hasta un 42% más cuando está mojado? Por eso, es muy probable que hayas notado un mayor quiebre cuando lo tratas de peinar después de unos minutos en la alberca. ¡Pero eso no es todo! Porque el cloro de las albercas abre las cutículas del cabello, creando una mayor fricción entre las fibras capilares y el cobre, usado para eliminar algas en las piscinas, incluso puede causar que los tonos rubios adquieran un desagradable matiz verde.

Cómo solucionarlo: Siempre que nades, debes enjuagar tu cabello en la regadera. Y para el secado, lo mejor es exprimirlo con cuidado usando una toalla de microfibra, seguido de una secadora a temperatura media y un peine de dientes anchos para evitar nudos.

Enemigo 2: Aire acondicionado

Sí, un verano es mucho más cómodo con la ayuda del aire acondicionado, pero esta maravilla de la tecnología tiene un efecto adverso en las fibras capilares, pues absorbe la humedad y provoca que se resequen en cuestión de minutos. Tu cabello intentará compensar esto absorbiendo la humedad del aire, y esto provocará frizz y que tu peinado pierda la forma.

Cómo solucionarlo: ¡Adelántate al problema! Finaliza el estilizado con un golpe de aire frío para cerrar la cutícula y evitar que pierda humedad.

Enemigo 3: Sol

Aunque el daño no es tan evidente como en la piel, tu cabello es igual de sensible a los efectos del sol. Esto se debe a que los rayos UV debilitan las proteínas en tus fibras capilares, haciendo que el cabello no repela el agua de manera ordinaria. Esto se nota más en los tonos más claros del cabello, que por efecto del sol se aclaran más.

Cómo solucionarlo: Utiliza un producto con filtro UV para tu cabello y trata de usar un sombrero cuando estés expuesta al sol. Al estilizar tu cabello, evita productos con altas temperaturas, para no prolongar más el daño.

Enemigo 4: Sal de mar 

¿Has notado que tu cabello adquiere una textura diferente después de nadar en la playa? Esto es porque la sal del mar se adhiere a tus fibras capilares. Y si no se remueve, la sal puede causar una mayor fricción en las cutículas de tu cabello, abriéndolas y facilitando el quiebre.

Cómo solucionarlo: Enjuaga tu cabello inmediatamente con agua limpia después de nadar. Una vez que hayas salido de la regadera, retira el exceso de humedad con ayuda de una toalla, y con una secadora en temperatura media.

Como puedes ver, estos cuatro enemigos del cabello pueden combatirse con acciones sencillas y con la ayuda de una secadora que regule la temperatura, como Dyson Supersonic™, la cual cuenta con un termistor de vidrio, el cual mide la temperatura 20 veces por segundo y la transmite al microprocesador de esta herramienta. Este a su vez, regula el nivel del calor evitando que sobrepase una temperatura de 150º, la cual puede ser perjudicial para el cabello.

Este verano, cuida tu cabello y estilízalo con Dyson Supersonic™. Si aún no la tienes, puedes encontrarla en www.dyson.com.mx, El Palacio de Hierro, Liverpool y Best Buy a un precio de $10,999 pesos.


 

Write A Comment