Ad

Llegamos al último mes del año,  y si dentro de tus propósitos contemplaste realizar por lo menos un viaje y todavía no lo llevas a cabo, aún estás a tiempo. Club Premier, te recomienda los mejores destinos en los cuáles no sólo vivirás Experiencias inolvidables, sino que también te inspirarán a vivir al máximo el espíritu navideño.

 

  1. Avistamiento de ballenas, en el Pacífico Mexicano (Baja California, Sinaloa, Sonora, Nayarit, Jalisco, Guerrero y Oaxaca)

 

Llega diciembre y con él la temporada de avistamiento de ballenas. Si lo tuyo no es el frío, huye cual cetáceo a las cálidas aguas del Pacífico mexicano. La azul, la jorobada y la gris figuran entre las especies que puedes contemplar, desde Los Cabos hasta el golfo de Tehuantepec.

 

Imperdible: De todas las ballenas, es la gris quien realiza la migración más larga. Recorre ¡más de 20 mil kilómetros de Alaska a las costas mexicanas! La mayoría llega para reproducirse y dar a luz a sus crías en la reserva El Vizcaíno, en Baja California Sur. Obsérvalas por cientos en las lagunas costeras de Ojo de Liebre, San Ignacio y el complejo lagunar Bahía Magdalena, de diciembre a marzo.

 

  1. ¡Tiempo de Esqui! En Bosques de Monterreal, Coahuila

¿Esquiar en México? Parece una misión imposible. Sin embargo, es posible en la llamada “Suiza mexicana”, como se conoce al pueblo mágico de Arteaga. Es en este lugar, a unos 45 minutos de Saltillo, donde se construyó el desarrollo alpino Bosques de Monterreal. Posee tres pistas para practicar esquí o snowboard durante todo el año. No obstante, hacerlo en la temporada decembrina le da un toque especial, pues los paisajes boscosos de la Sierra Madre Oriental se cubren de nieve. Además, sus acogedoras cabañas de madera te harán sentir como en los Alpes suizos.

Imperdible: Arteaga es una región productora de frutas como manzana, membrillo y durazno. No dejes de probar sus licores y dulces, puedes encontrarlos en tiendas del centro.

  1. Paisajes Navideños a bordo del Chepe Express, en Barrancas del Cobre, Chihuahua

La temporada de nevadas promete blancos paisajes a lo largo de la red de cañones de la Sierra Tarahumara. ¡Te quedarás sin aliento! Las Barrancas del Cobre conforman la parte más abrupta, sus poderosas depresiones alcanzan hasta 1,800 metros de profundidad. Una increíble forma de contemplarlas es a bordo del Chepe Express. La ruta parte de Creel, sigue hacia las estaciones de Divisadero, Bahuichivo, El Fuerte y Los Mochis. Puedes bajar en cualquiera de ellas. Divisadero proporciona las mejores vistas. En Bahuichivo baja para llegar al poblado de Cerocahui, sus rutas de senderismo entre cascadas son inspiradoras. Para vivir este Viaje Especial y más Experiencias, puedes usar tus Puntos Premier, que acumulas al hacer tus compras en Linio, G500, Uber, Uber Eats, El Chopo, Dolce & Gusto, por mencionar algunos establecimientos.

 

Imperdible: Los entusiastas de la adrenalina deberán visitar el Parque de Aventuras Barrancas del Cobre. Posee una vía ferrata, puentes que cruzan la copa de los árboles y un circuito de tirolesas de casi cinco kilómetros. El paseo en teleférico ofrece vistas panorámicas que recordarás el resto de tu vida, se recorren tres kilómetros en unos 45 minutos.

 

  1. Noche de Rábanos, Oaxaca de Juárez, Oaxaca

Cada 23 de diciembre se desarrolla un peculiar concurso en el Zócalo oaxaqueño. Hortelanos y floricultores exhiben sus creaciones: esculturas realizadas con rábanos, acompañadas de otras más hechas con hojas de maíz y flor inmortal. Las figuras están inspiradas en motivos navideños, religiosos e históricos. Su elaboración consta de un meticuloso proceso que comienza con la siembra de los rábanos –el tamaño y peso es crucial–. La celebración tiene su origen en el siglo XIX, como una forma de estimular la producción hortícola.

Imperdible: Para seguir con las celebraciones, disfruta de las calendas oaxaqueñas el 24 de diciembre. El evento marca el inicio de las fiestas patronales de los Valles Centrales. Desfiles de “gigantes”, bailes, música de banda y fuegos artificiales son parte del festejo.

  1. Visitas a talleres de esferas navideñas, Tlalpujahua, Michoacán y Chignahuapan, Puebla.

Cuando la actividad minera decayó, los habitantes del hoy Pueblo Mágico de Tlalpujahua encontraron en la elaboración de esferas una estrategia de vida. Fue la familia Muñoz quien la introdujo en 1865. Actualmente existen alrededor de 30 talleres. Se pueden visitar para conocer el proceso de fabricación. O bien, puedes visitar la Sierra Norte de Puebla que también resguarda otro paraíso para los amantes de la decoración navideña. Chignahuapan es el hogar de más de 200 fábricas y talleres que producen esferas artesanales de vidrio soplado todo el año.

Imperdible: Relájate en sus aguas termales, no por nada Chignahuapan significa en náhuatl “sobre las nueve aguas”. Las cascadas del salto de Quetzalapan y la laguna de Chignahuapan son otras paradas obligadas.

Acumular Puntos Premier en todos tus viajes. Si todavía no eres parte del programa, puedes inscribirte de manera gratuita aquí, y recuerda que estos te pueden llevar a vivir Experiencias únicas en distintos rincones emblemáticos de nuestro país, consulta más en: https://experiencias.clubpremier.com/

Write A Comment