Ad

Con la llegada del verano, el uso de protector solar aumenta; sin embargo, existen muchos mitos alrededor de este producto que debes conocer.
El uso de un protector solar apropiado es vital para proteger su piel, pero muchos protectores solares no previenen todos los tipos de daños causados ​​por los rayos UV, ¿cómo elegir el ideal?

El verano ya llegó y sí, hay que aceptar que lo mejor de esta temporada es el sol y toda la vitamina D que nos aporta. ¿Quién no ama la sensación del calor del sol en la piel a través de los largos días luminosos que nos ofrece esta temporada?

El clima cálido nos incita a querer salir un poco más y realizar nuestras actividades favoritas, pero, antes de salir al aire libre, debes aplicar protector solar para reducir el riesgo que la exposición solar trae consigo.

Para elegir un protector solar, debes tener en cuenta que muchos no previenen todos los tipos de daños causados ​​por los rayos UV y los rayos UVB de alta energía queman la piel (cuando tu piel se pone color camarón) y desempeñan un papel en la causa del cáncer; sin embargo, estos representan solo del 3 al 5 por ciento de la radiación UV. ¿Y los rayos UVA? llegan directamente a tu piel, pueden no causar enrojecimiento, pero penetran más profundamente el tejido de la piel y pueden generar radicales libres que pueden dañar el ADN de la piel, acelerar el envejecimiento de la piel y causar cáncer de piel, por ello la importancia de utilizar un protector solar de amplio espectro.

¿Cuáles son los mitos más comunes alrededor de los protectores solares? Beatriz Magrassi, dermocosmiatra de ASH Natural Concept te da los 5 más comunes:

Mientras más alto sea el factor FPS, son más efectivos. Esto es falso. La mayoría de la gente piensa que el protector solar con un FPS (factor de protección solar) de 100 brinda más del triple de protección solar que un FPS 30. En realidad, el protector solar con un FPS de 30 bloqueará el 97 por ciento de los rayos del sol. Los FPS más altos, aunque más caros, bloquearán solo entre un 1 y un 2 por ciento más, y ningún protector solar puede bloquear el 100 por ciento. El FPS tampoco tiene impacto en la cantidad de tiempo que el protector solar lo protegerá; se aplica la misma duración para FPS bajo y alto: normalmente dos horas o menos.

Usar protector solar causa deficiencia de vitamina D. ¿Sabías que muchas personas no aplican protector solar por esta creencia? Cuando tu piel se expone al sol, automáticamente genera vitamina D. Los rayos UVB del sol interactúan con una proteína de la piel y la convierten en vitamina D3, la forma activa de la vitamina D. La vitamina D ayuda a regular la cantidad de calcio y fosfato en el cuerpo, nutrientes necesarios para mantener sanos los huesos, los dientes y los músculos.

Cuando el día está nublado, la piel no se quema. ¡Falso! El uso de protección solar debe ser constante sin importar si estás bajo los rayos del sol o bajo una nube negra, esto porque, aunque no sientas el calor del sol, los rayos pueden penetrar la piel hasta en un 90%. Y si te encuentras cerca de una alberca o en la arena, estos elementos reflejan el sol, exponiendo su piel a los rayos UV indirectos adicionales y aumentando sus posibilidades de sufrir una quemadura.

Usar BB Cream o maquillaje con factor solar, es suficiente. Este es otro error común entre las amantes del skin care. Es importante que antes de maquillarte apliques protector solar; desde luego que puedes combinar tu protector con tu maquillaje y aumentarás la capa protectora, pero nunca te quedes solo con tu base.

Todos los protectores solares son iguales. Cada protector solar tiene su formulación y si encuentras alguno que contenga oxibenzona y palmitato de retinilo, aléjate de ellos. Otro tema importante para considerar es que los protectores solares con un FPS mayor a 50, pueden ofrecer una falsa seguridad de que permanecer bajo el sol por más tiempo, es más seguro. De hecho, algunos de estos productos de alto FPS protegen contra la radiación UVB, que causa quemaduras, pero no contra los rayos UVA.

El uso de un protector solar apropiado es vital para proteger tu piel y aunque no lo creas, aquellos que tienen piel con tendencia grasa, temen usarlo por temor a agravar su situación cutánea. ASH Natural Concept se ha preocupado por crear un protector solar ideal para pieles grasas con una innovación tecnología que ha llegado por primera vez a México a través de esferas absorbentes de rayos UVB y UVA de onda corta que reflejan la luz y dispersan la radiación UV, además de Liposomas que ayudan a que penetren más profundamente los activos en la piel.

Además, recuerda planificar tus actividades con la intención de no estar activo en las horas pico de luz y usar ropa ligera de manga larga, pantalones, sombrero y anteojos de sol con protección contra la luz ultravioleta. Con todos estos consejos, estarás listo para tener un verano sano para tu piel.

Write A Comment